Reinventarse haciendo tecnología de vanguardia

Blog Reinventarse haciendo tecnología de vanguardia
Reinventarse haciendo tecnología de vanguardia

Media.Lab es un proyecto que nace con tres características: curiosidad, conocimiento e innovación.

Un grupo de científicos en Ciencias de la Computación, Matemática e Ingeniería de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, nucleados en el Instituto PLADEMA comenzamos a trabajar en proyectos de realidad virtual.

Fuimos despertando nuestra curiosidad en recrear mundos virtuales en donde prácticamente todo es reproducible y así fuimos canalizando nuestros conocimientos científicos al diseño de proyectos aplicados.

Comenzamos hace 15 años. Arrancaba el siglo XXI y la realidad virtual empezaba a dejar las páginas de la ciencia ficción para convertirse en una tecnología real, al alcance de las personas.

Los primeros proyectos fueron simuladores desarrollados junto a INVAP, la empresa argentina que ha fabricado desde reactores nucleares (en Argentina, Australia y Egipto) hasta satélites geoestacionarios.

Los primeros clientes fueron las distintas fuerzas del Ministerio de Defensa, con una necesidad clara de mejorar los conocimientos de sus recursos humanos mediante entrenamiento virtual. Y si bien el entrenamiento era virtual, las capacidades y experiencias adquiridas eran reales; y ahí nos comprometimos con la idea, pues vimos el potencial del entrenamiento y nuestra capacidad de generarlo, sumando fidelidad y base científica.

Porque si bien “realidad virtual” es un concepto que cada día se utiliza con mayor frecuencia para denominar prácticamente todo lo que crea una computadora, es importante aclarar que no sólo debe verse real, sino comportarse como tal: existen fenómenos físicos, comportamientos de objetos, de fluidos o de personas, que, al generarse virtualmente, deben reproducir exactamente los comportamientos reales.

Respetar los comportamientos del mundo real en un mundo virtual persigue un objetivo: fidelidad. No hay entrenamiento o aprendizaje fidedigno si lo que reproducimos virtualmente no se condice con lo real.

La historia que empezó con INVAP y la Armada, continuó: vinieron proyectos de vinculación y transferencia tecnológica con organismos públicos y con empresas privadas, de los sectores más diversos: petróleo, trenes subterráneos, universidades, construcción, entre otros.

Los proyectos nos permitieron consolidar un equipo de trabajo multidisciplinario, joven y altamente calificado.

Y en un momento la escala de trabajos creció, y nosotros con ello. Ahí nos planteamos trascender nuestra organización como instituto de I+D y fue cuando constituimos una empresa.

Ahora somos un spin-off de la universidad, un emprendimiento que toma vuelo propio para dar respuestas más competitivas a nuestros clientes, pero que no abandona la universidad y así poder continuar generando innovación y avances tecnológicos de la mano de sus estudiantes e investigadores.

Nacimos hace 15 años. Hoy nacemos de vuelta, con un nuevo formato pero siempre con la misma inspiración: hacer tecnología nacional de vanguardia y de clase mundial.